Las migas es uno de los platos más antiguos de la gastronomía, antiguamente era un plato pastoril, se tomaba en los pueblos y en los campos, esto se hacía para aprovechar el pan del día anterior y era más común tomarlas para desayunar con un tazón de café. Con el paso del tiempo este humilde plato se ha convertido en un plato habitual de restaurantes y bares de tapas ya que es un plato riquisimo.
Hay muchas variedades de migas casi todas con pan y según la zona distintos acompañamientos, menos en la zona de Almería y Granada que se hacen con harina de maíz.

Ingredientes:
1 pan de pueblo de un kg.
1 cabeza de ajos
unos pimientos choriceros
100 gr. de jamón ibérico
unas rodajas de chorizo
un poco de panceta
aceite de oliva y sal

Modo de hacerlo:

Se pica el pan en cuadraditos y se echan en un recipiente grande, se le añade sal y un poco de agua templada y se remueve, se tapa con un paño y se deja reposar la noche.
Al día siguiente ponemos un perol grande con el fondo cubierto de aceite, echamos los ajos enteros sin pelar solamente rajados y lo doramos, apartamos los ajos y freímos los pimientos choriceros en tiritas una vez dorados y blanditos lo sacamos y freímos la panceta y después el chorizo, se aparta todo y entonces añadimos el pan picado. Se empieza a mover el pan con la paleta agregándole un poco de aceite y un poco de agua cuando veamos que hace falta, y sin parar de moverlas para que no se peguen, cuando las migas empiezan a tomar color le incorporamos los ajos fritos y mezclamos bien, cuando veamos que las migas casi están le añadimos los pimientos, la panceta y el chorizo y se remueve bien con la paleta. Cuando las migas están listas le agregamos el jamón iberico picado y la servimos.
 
Es importante añadir el aceite muy poco a poco para que no salgan aceitosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *