Ingredientes:

4 puerros grandes
2 patatas medianas
1 cebolla
caldo casero de verduras
250 ml de leche ideal
50 gramos de mantequilla
1 rama de perejil fresco
sal

Modo de hacerlo:
Se limpian los puerros y se cortan a rodajitas finas solo la parte blanca, lo ponemos a rehogar en mantequilla junto con la cebolla picada a fuego lento y tapado. Cuando esta muy blandito agregamos las patatas a rodajas gordas y le damos unas vueltas, incorporamos el caldo de verduras y dejamos cocer media hora hasta que las patatas se pongas tiernas. Apartamos del fuego y lo pasamos por la batidora, le añadimos la leche evaporada hasta conseguir una crema no muy espesa. Volcamos de nuevo en la olla y cocemos unos minutos más. Apartamos la crema y la volcamos en un bol, cuando está fría la metemos en la nevera varias horas.
Al servirlas en las tazas de consomé le ponemos un poco de perejil picado.

El secreto de esta exquisita crema es servirla bien fría, mejor hacerla de un día para otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *